Candidiasis y Metales Pesados

Candidiasis Crónica Resistente

A menudo oímos historias de pacientes que llevan en tratamiento anticandida pero no mejoran con la velocidad que deberían. Cuando un paciente de candidiasis crónica ve que no avanza como debería con el tratamiento anticandida de dieta y antifungicos puede ser debido a una intoxicación con metales pesados. Entre los metales pesados mas comunes que pueden producir intoxicación en la sociedad actual se encuentras el mercurio. Las candidas proliferan con mayor avidez cuando el organismo está contaminado con metales pesados que no siempre son fáciles de diagnosticar.

Intoxicación por Mercurio

El mercurio es muy conocido por sus propiedades tóxicas. En una intoxicación aguda puede producir dolores abdominales con náuseas, vómitos y diarrea, daños al hígado, los riñones y el sistema nervioso. Sin embargo, la intoxicación aguda no es la más frecuente ni la que más debería preocupar a la mayoría de nosotros. La contaminación crónica con metales pesados es difícil de diagnosticar. Una contaminación crónica es aquella que hace que los metales se se vayan acumulando poco a poco en los tejidos produciendo síntomas que pueden confundirse a veces y no ser fácilmente identificables.

 

Los síntomas de intoxicación crónica con mercurio incluyen problemas mentales y emocionales, acompañados por pérdida de concentración y memoria, debilidad generalizada, temblor en las extremidades y eventualmente parálisis, pérdida de visión y función cerebral dañada. Otros síntomas menos severos, pero también debidos a toxicidad con mercurio son insomnio, mareos, fatiga, depresión, pérdida de apetito, dolores de cabeza, dermatitis y adormecimiento y hormigueo de los labios y los pies.

 

Se dice que Isaac Newton se volvió loco por un tiempo por la contaminación crónica con mercurio como se pudo descubrir en un análisis de su pelo. Esto le produjo comportamientos irracionales y ¡que su pelo se volviera blanco a la edad de 30 años! Ambos síntomas que podían nunca haberse relacionado con la intoxicación con mercurio si no fuera por el análisis de pelo que permite ver si ha habido una contaminación por metales pesados.

 

Siempre ha habido mercurio en la tierra, en el agua y en los alimentos. Pero los niveles actuales se ven incrementados constantemente por la actividad industrial. Cerca de 10.000 toneladas de mercurio son producidas cada año de las cuales el 50% es enviada al medioambiente. Los peces más grandes se comen a peces pequeños que a su vez comen algas y el nivel de mercurio se incrementa en cada paso de la cadena alimentaria. Por tanto, cuanto más grande sea el pez que comamos mayor será su nivel de contaminación con mercurio. Los peces grandes más contaminados con mercurio son el salmón, atún o emperador.

Algunas personas disuelven el mercurio de sus amalgamas dentales mucho más rápido que otras, con lo cual las amalgamas de mercurio son otra fuente importante de intoxicación. El mercurio de las amalgamas se acumula en órganos como el hígado y el bazo hasta niveles que pueden resultar peligrosos.

Candidiasis y metales pesados: los metales pesados se pueden quelar con clorella y arcillas

Terapia de Quelación de Mercurio

Para desintoxicar el cuerpo de elementos pesados como el mercurio y otros metales, tenemos a nuestra disposición suplementos efectivos como pueden ser:

  • Nutrientes quelantes de mercurio como por ejemplo De mer tox de Douglas, este suplemento se puede tomar a la dosis de dos capsulas al dia durante al menos dos meses y sobre todo mientras se estén retirando amalgamas de la boca. Contiene nutrientes quelantes fundamentales como son el selenio, el azufre o la n-acetil- cisteína.
  • Una mezcla de arcillas zeolite y bentonita, como la que encontramos en Zeobent arcillas desintoxicantes, se tomaría una cucharadita de te llena diluida en un gran vaso de agua después de desayuno y cena durante al menos dos meses.
  • Clorella en comprimidos de KIKI, se tomarían 2 comprimidos tres veces al dia después de comidas. Esta marca nos asegura que la clorella es de cultivos orgánicos y no procede de zonas contaminadas con radiación.

 

Publicado en
elena-perea

By Elena Perea

Elena Perea acabó una licenciatura en Ciencias Exactas en Madrid, posteriormente estuvo residiendo en Inglaterra donde cursó estudios en la Plaskett Nutricional Medicine College y se diplomó en el año 2001 como “Nutritional Therapist” o Nutrición terapéutica. También ha cursado estudios con el Institute for Functional Medicine en Londres: Gastrointestinal Health, Head to Toe, y Applying Functional Medicine.

Deja un comentario