Magnesio y Macrominerales

Ni nuestros abuelos ni nuestros bisabuelos se preocupaban por la cantidad de minerales ni de magnesio que consumían, y a pesar de eso sufrían muchas menos enfermedades crónicas que nosotros. Entonces, ¿cómo es posible que hoy tengamos que preocuparnos de si estamos obteniendo suficientes vitaminas y minerales de la dieta? La respuesta es que nuestra forma de vida y nuestra dieta ha cambiado radicalmente en los últimos años. Y lo estamos pagando con la aparición de nuevas enfermedades que nos afectan a edades cada vez mas tempranas, como el cáncer, la diabetes o las enfermedades coronarias.

Para la medicina convencional estas enfermedades se deben a una multitud de factores, además de tratarlas solamente con medicamentos químicos, sin buscar las causas medioambientales que las pueden provocar. Sin embargo la nutrición terapéutica ofrece otro punto de vista mas positivo. Considera que la mayoría de las enfermedades crónicas actuales que no son funcionales, deben su aparición a cambios en la biología de la célula. Estos cambios están íntimamente ligados a la nutrición celular y por tanto a nuestra nutrición y nuestra dieta. Lo que nos ofrece la posibilidad de revertir la degeneración celular.

Magnesio y Macrominerales

La deficiencia de magnesio es la mas frecuente entre los déficits nutricionales de la sociedad actual. Esto se debe al poco consumo de alimentos ricos en magnesio como son los frutos secos, las semillas y los vegetales de hoja verde oscuro y también a la disminución de los niveles de magnesio en los alimentos.

 

Existen además diversos factores que incrementan nuestras necesidades de este macromineral. Por ejemplo, una dieta alta en calcio, fósforo o vitamina D dificulta la absorción del magnesio. Estos nutrientes se suelen añadir a alimentos procesados muy consumidos como los lácteos, margarinas, galletas,… El incremento del consumo de alcohol también repercute en las necesidades de magnesio ya que el alcohol produce pérdidas de este mineral a través de los riñones. Mientras que carnes, frutas, ensaladas y derivados lácteos son fuentes pobres de magnesio. Las personas que mas tienden a ser deficientes en magnesio son aquellas que siguen dietas adelgazantes altas en proteínas y bajas en carbohidratos.

 

La falta de magnesio puede manifestarse como una deficiencia aguda o como una deficiencia crónica. La deficiencia aguda ocurre cuando se produce una pérdida de fluidos corporales, como en los problemas de riñón, diarreas, enteritis, colitis ulcerosa o alcoholismo. Esta fuerte deficiencia disturba el correcto funcionamiento de los nervios y de los músculos , haciéndolos hiperexcitables, y produce temblores, convulsiones, excitabilidad, vértigo y problemas de comportamiento.

 

Por otro parte la deficiencia crónica ocurre después de muchos años de ingesta insuficiente y de pérdidas de magnesio. Esta deficiencia afecta a la salud de las células y, por tanto, está relacionada con enfermedades relacionadas desde con el sistema nervioso y muscular hasta el sistema óseo, el sistema inmunitario o la regulación del azúcar en la sangre.

 

La deficiencia de magnesio tiende a causar un estado tenso de nervios y músculos y parece ser un factor determinante en algo cada vez mas común como es la hiperactividad infantil. El déficit de magnesio tiene efectos mentales como aprensión, confusión y desorientación.

Cálculos de riñón y enfermedad cardiovascular

El riñón es un órgano especialmente vulnerable a una deficiencia de este macromineral. Estudios con animales han demostrado que al incrementar la cantidad de magnesio en la dieta se aumenta la solubilidad del oxalato de calcio en la orina, con lo que disminuye el riesgo de desarrollar cálculos de riñón. Pero la relación entre los cálculos de riñón y el magnesio se empezó a deducir en Estados Unidos al comprobarse que en las zonas donde el agua era blanda había una mayor incidencia de cálculos de riñón. El agua dura contiene mas magnesio que el agua blanda, y los habitantes de zonas de agua dura obtienen una gran parte de sus necesidades de magnesio del agua que beben.

La falta de magnesio se ha relacionado también con los problemas cardiovasculares, aunque no se ha podido probar de forma experimental. Se empezó a deducir cuando los médicos se dieron cuenta del efecto protector del corazón que tenía el vivir en un área de agua dura. Hace veinticinco años el British Medical Journal señaló que los cálculos de riñón iban en aumento en Finlandia, Europa central, Suecia y Japón, en las mismas zonas donde había una mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares. La relación entre estas dos enfermedades era que ambas se producían con mas frecuencia en zonas de agua blanda en donde la ingesta de magnesio es menor.

 

Tensión premenstrual

La tensión premenstrual se caracteriza por un conjunto de síntomas que incluyen irritabilidad, ansiedad, depresión y retención de líquidos e hinchazón en el pecho. Estos síntomas ocurren en la segunda mitad del ciclo menstrual y desaparecen durante los primeros días del periodo. Hay muchas teorías sobre las causas de la tensión premenstrual. Una de estas teorías argumenta que este síndrome se debe a un desequilibrio entre las hormonas sexuales, la progesterona y los estrógenos. Sin embargo, muchas mujeres que sufren de tensión premenstrual tienen niveles normales de progesterona.

En un estudio llevado a cabo con 105 pacientes con tensión premenstrual se observó que el nivel de magnesio era significativamente menor de lo normal. La suplementación con magnesio es beneficiosa para los dolores de cabeza premenstruales y para los síntomas relacionados con los cambios de humor.

 

Presión sanguínea

Durante décadas se ha sabido que el magnesio influye en el tono vascular; es decir, en el estado de contracción de las paredes de los vasos sanguíneos, de manera que cuanto mas contraídos estén, mayor será la presión sanguínea.

También hay evidencias de que las personas con hipertensión tienen niveles sanguíneos de magnesio mas bajos que las que tienen la presión normal. Es sorprendente que los médicos convencionales no hayan adoptado la administración de magnesio como un tratamiento rutinario para la hipertensión. Esto se debe a que la suplementación con magnesio por sí sola no siempre es efectiva. En algunos casos esta suplementación debe ir acompañada de cambios en la dieta y un protocolo de nutrición ortomolecular que corrija otras posibles deficiencias para ser realmente efectiva.

 

La medicina convencional usa a menudo diuréticos para tratar la tensión alta. Los diuréticos ocasionan pérdidas de magnesio a través del riñón, lo cual, como hemos visto, está muy contraindicado en casos de hipertensión. La terapia antihipertensiva con diuréticos debería ser seriamente revisada.

 

La suplementación con magnesio mantiene los vasos sanguíneos sanos y, en general, se puede decir que previene la hipertensión y también las enfermedades vasculares.

 

Si pudiésemos incrementar la ingesta de magnesio de la sociedad en general sería posible prevenir un gran número de enfermedades crónicas, de las que en este artículo solo hemos hablado de unas pocas, pero que abarcan también la hipoglucemia, diabetes, cáncer u osteoporosis, y de esta manera reducir el coste económico y social de estas enfermedades que son tan comunes hoy en día.

 

 

 

Publicado en
elena-perea

By Elena Perea

Elena Perea acabó una licenciatura en Ciencias Exactas en Madrid, posteriormente estuvo residiendo en Inglaterra donde cursó estudios en la Plaskett Nutricional Medicine College y se diplomó en el año 2001 como “Nutritional Therapist” o Nutrición terapéutica. También ha cursado estudios con el Institute for Functional Medicine en Londres: Gastrointestinal Health, Head to Toe, y Applying Functional Medicine.

2 Comments

  1. Marilo el 10 abril, 2021 a las 12:06 pm

    Hola buenos dias Elena,
    Me llamo Marilo, soy una mujer de 67 años recièn cumplidos y con too este desbarajuste de confinamientos,salgo muy poco de casa y me muevo poquísimo, creo que esto ha contribuido a aumentar mi peso ya que cuando me jubilé en diciembre de 2019 pesaba 57 kg (mido 1,54m), y ahora hoy 10/04/2021 estoy en 70 kg, he ido aumentando poco a poco hasta llegar al peso que tengo.
    Me gustaria que me aconsejaras si hay alguna forma de bajar mi peso sin dañar mi salud. Como poco y puede que no tan bién como antes hacia, como a deshoras dado de que vivo sola y no llevo un horario regular en las comidas y puede que me salte comidas si no tengo apetito.
    No tomo medicamentos (solo magnesio, desde haye ya unos años) y ahora veo que mi movilidad se está afectando y me canso enseguida cuando camino.
    Me gustaria que me dijeras si REDESLIM, me seria útil para reducir mi peso y si no tiene contraindicaciones el tomarlo. Puede que debido a mi sobrepeso y que me veo (yo misma),gorda, no tenga ganas de salir 😢 hasta ahora, nunca nunca habia tenido sobrepeso, más bién al contrario, estaba delgadita y en mi peso.
    Bien pués Elena, puedes aconsejarme que puedo hacer para recuperar mi peso y las ganas de salir a caminar las ganas de
    bvivir y de volver a tener ilusión en las cosas de la vida.
    Me gustaria mucho que me respondieses, cuando puedas claro esrá. Te doy las gracias de antemano, por leer mi misiva y por ese tiempo que has invertido en ello.
    Me despido de ti, con un hasta pronto y te deseo mucha salud,

    Marilo

    • elenaperea el 14 abril, 2021 a las 3:53 pm

      hola Marilo, gracias por escribir. Lo primero que puedo decirte es que si realmente quieres que mire tu caso en detalle tendria que darte una cita para una consulta que puede ser online por skype o zoom o incluso video de whatasapp. En esa consulta puedo mirar tu caso en detalle, tu dieta actual, tus habitos y tus problemas de salud y decirte como abordar tu peso de forma natural con la dieta. El productos que mencionas no te lo recomiendo. Si te recomendaria tomar el set de Fitline que se llama Optimal set PR y que incluye POwercocktail y Restorate. El powercocktail es un sobre de nutrientes en polvo que se toma nada mas levantarte mezclado con 300ml de agua y se bebe a sorbos. Dejas luego esperar al menos media hora a desayunar o incluso puede ser mas. El restorate es un sobre que lleva todos los minerales y se toma tambien diluido en un vaso de 250ml de agua media hora antes de la cena. Ambos productos actuan en sinergia y ayudan a la depuracion y a eliminar la ansiedad y las ganas de alimentos a deshoras. si lo tomas al menos dos meses te aseguro que vas a notar cambios en tu salud y seguramente en el peso si la acompañas de una dieta sencilla de tres comidas al dia y sobre todo el cambio mas evidente en lo que comentas de ilusion por la vida. Lo puedes encontrar en este enlace
      https://www.pmebusiness.com/?action=product&p_id=47631&cid=195&TP=40027573&lang=es
      Un abrazo

Deja un comentario