Tarta de Remolacha Asada, Ajo y Semillas de Chía

Ingredientes:

  • 500 grs. de remolachas baby, incluidos los tallos y las hojas
  • 8 dientes de ajo sin pelar
  • 6 ramitas de tomillo fresco
  • 2 ½ cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 3 cebollas rojas medianas cortadas en rodajas finas
  • 60 grs. de queso de cabra suave desmenuzado
  • 1 diente de ajo aplastado, extra.
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas soperas de zumo de limón
  • 1 cucharadita de semillas de Chía blancas

 

Pasta:

  • 2 cucharadas soperas de semillas de Chía blancas
  • 2 cucharadas soperas de agua caliente
  • 1 ½ taza de harina integral sin gluten
  • 1 cucharadita de sal marina en escamas
  • 50 grs. de mantequilla sin sal, fría, troceada
  • 1 huevo de gallina campera/de corral
  • ¼ taza de aceite de oliva

Preparación

Pasta:

Combinar las semillas de Chía y el agua en un bol mediano y dejar reposar 20 min. Añadir la harina, la sal y la mantequilla y frotarlas hasta que la mezcla tenga un aspecto de migas gruesas. Revolver con los tallos de la remolacha (del paso 1). Batir el huevo y el aceite en un bol pequeño, añadirlo a la mezcla de harina y mezclar con las manos hasta que combine todo. Dar forma a la pasta en un molde redondo. Cubrir y refrigerar durante 30 minutos.

Tips:

También podrías usar 2 manojos de remolachas pequeñas. Necesitarás asarlas durante 1 hora y cuarto y cortarlas en cuñas.

Indicaciones:

Recortar la remolacha, dejando un poquito de los tallos unido. Trocear finamente los tallos de la remolacha en cantidad suficiente para llenar 2 cucharadas soperas y reservar para la pasta. Coger 20 grs. de hojitas pequeñas de la remolacha, cubrir con un paño de papel húmedo y refrigerar hasta el momento de usar. Desechar el resto de hojas y tallos.

Hacer la pasta:

Precalentar el horno a 200ºC/400ºF. Forrar la bandeja del horno con papel de aluminio.

Colocar la remolacha, el ajo y el tomillo en el centro de la bandeja y salpicar con 2 cucharaditas del aceite. Envolver las remolachas con el papel de aluminio. Asar durante 20 minutos, revisar el ajo, retirarlo si está tierno al exprimirlo. Asar la remolacha 10 minutos más o hasta que esté tierna y desechar el tomillo. Pelar la remolacha y cortarla en cuartos.

Mientras tanto, calentar el resto del aceite a fuego bajo en una sartén grande. Saltear las cebollas, removiendo de vez en cuando, durante 20 minutos o hasta que esté muy blanda. Añadir las hojas desmenuzadas y remover unos 3 minutos o hasta que esté churruscadito. Sazonar. Dejar enfriar.

Enrollar la pasta entre hojas de papel de hornear en un molde redondo de 30 cm. Utilizando un bol como guia, recortar la pasta en un circulo de 29 cms. Doblar en el borde para crear un borde de 1 cm.

Deslizar la pasta con el papel sobre una bandeja grande de horno y hornear durante 12 minutos o hasta que este dorada. Extender la mezcla de cebolla sobre la base de la tarta y cubrir con la remolacha asada, ajo y queso. Hornear durante 10 minutos más, o hasta que el queso este dorado.

Batir el aceite de oliva virgen extra y el zumo juntos en un bol pequeño y sazonar al gusto. Añadir las hojitas pequeñas de remolacha que habíamos reservado y mezclar bien. Coronar la tarta con hojas de remolacha y espolvorear con las semillas de Chía.

Publicado en
elena-perea

By Elena Perea

Elena Perea acabó una licenciatura en Ciencias Exactas en Madrid, posteriormente estuvo residiendo en Inglaterra donde cursó estudios en la Plaskett Nutricional Medicine College y se diplomó en el año 2001 como “Nutritional Therapist” o Nutrición terapéutica. También ha cursado estudios con el Institute for Functional Medicine en Londres: Gastrointestinal Health, Head to Toe, y Applying Functional Medicine.

Deja un comentario